Pintar el recibidor, el primer paso para renovar el hogar

El recibidor es algo más que una zona de paso en tu casa: es tu tarjeta de presentación cuando alguien llega a tu casa y lo primero que te encuentras cuando vuelves. Cuidarlo es importante para que tanto tú como la gente que te visite os encontréis agusto. Pero el recibidor no tiene por qué ser simplemente una exposición, sino que puede ser muy útil también. Si estás pensando en renovar el recibidor de tu casa, hoy te contamos algunos trucos que te ayudarán a combinar diseño interior y funcionalidad.

Interior-021

Lo primero que tienes que saber es que es importante que el recibidor sea una zona que de la sensación de amplitud. Para ello puedes pintar el recibidor de colores claros que ayuden a reflejar la luz. Es importante también que esté bien iluminado y que los muebles y decoración que tengas no recarguen demasiado el espacio.

Un espejo en el recibidor te ayudará a reflejar la luz y darle amplitud y profundidad, y será muy útil, por ejemplo, para comprobar que estás perfecto/a antes de salir de casa.

No es necesario que recargues demasiado el recibidor con muebles, especialmente si se trata de un recibidor pequeño. Con un mueble sencillo y funcional podrás crear un ambiente acogedor suficientemente interesante. La clave es que lo tengas todo bien ordenado. Este mueble es ideal para dejar las llaves y esos objetos imprescindibles que tienes que coger siempre al salir de casa. Si además puedes integrar un paragüero sería ideal. Tendrás tus paraguas siempre a mano y tendrás un lugar donde dejarlo cuando llega mojado.

Muy útil te resultará también tener un pequeño perchero en el recibidor para las visitas o incluso para ti. No tiene que ser muy grande, basta con unos apliques en la pared para poder tener un lugar donde dejar abrigos, chaquetas o bolsos.. Si tienes un recibidor amplio puedes incluso hacer un pequeño armario para tus prendas de abrigo.

Si tienes espacio, puedes colocar en el recibidor algún elemento que sirva para sentarse. No tiene que ser muy grande. Te será muy útil en algunas ocasiones en las que no te interese hacer pasar a alguien a casa sin dejarlo en la puerta y dará sensación de confort y hospitalidad. Además, puedes usarlo para calzarte antes de salir de casa. Como asiento puedes usar un baúl con cojines. El propio baúl será una discreta zona de almacenaje.

Puedes decorar el recibidor con algún cuadro, con flores y con velas. También puedes usar motivos adhesivos de vinilo. Para iluminar el recibidor, si no tienes un aplique de luz en el techo, puedes utilizar una lámpara de pie.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>